sábado, 10 de septiembre de 2011

En Su ausencia.....


Llevo días sin estar junto a mi Señor, obligaciones nos separan, aunque es casi seguro que a principios de semana ya regresará a casa (cruzo los dedos). Han sido días llenos de largas conversaciones telefónicas, dándonos los buenos días, las buenas noches, explicándonos todo aquello que el día acaecía…. días en que he añorado mucho nuestros juegos.

Tras estas ausencias obligadas, soy consciente de la dependencia que tengo de mi Señor, el llena todo mi tiempo, mi mente, mi ser, se ha instalado como Dueño absoluto de mi corazón… y su ausencia duele.

Estoy durmiendo con el collar puesto, encadenada al cabezal, me siento una perrita que esta a la espera de que su Dueño regrese y la libere para sacarla a pasear, a pasear por su cuerpo, a olfatearlo reconociendo su olor, a lamerlo por la alegría de volver a verlo, a provocar el juego con él…. a echarme luego a Sus pies agotada, y mirarlo desde abajo buscando ese brillo en Sus ojos que me confirma Su felicidad.

Intento mantener mi mente ocupada, me he sumergido en la limpieza domestica, de momento todavía no he cambiado los muebles de sitio, pero como tarde muchos días en llegar…. He ordenado nuestros juguetes, los he puesto más al alcance de la mano, en el armario junto a la cama… y cada día me quedo embobada mirándolos, con cara de traviesa, recordando la sensación que cada uno de ellos produce….. ummmm que ganas tengo de volver a saborearlos uno a uno. Incluso he estado “marujeando” de nuevos, en alguna página de compra on-line, que me han aconsejado estos días…. y creo que ni la lista de los reyes magos de cuando era pequeña era tan larga….. jajajaja.

Me siento traviesa, juguetona, con muchas ganas de reafirmar mi sumisión, de cuidar esos detalles que el día a día, la convivencia hace que descuide en algún momento.

Espero y deseo Su llegada mi Amo, para poder arrodillarme a Sus pies, ofreciéndole el collar y que de nuevo lo ciña alrededor de mi cuello, renovando así mi entrega hacia Usted, esperando ansiosa, cual fiel perrita que tire de la cadena para acercarme a Usted.

Esperando su regreso….. mi Dueño.

stel (suya)

PD: La última locura que pasa por mi cabezita…. hacer una cruz de San Andrés, ya estoy mirando modelos…. Jajajaja.

Estos días de separación a Mí también me duelen sumisa Mía. Pero hemos sabido encontrar una enorme utilidad a esta forzosa separación.

Cada uno por separado y luego en común en nuestras largas conversaciones teléfonicas hemos analizado y dado un nuevo impulso a nuestra relación. Este tiempo nos ha servido para imaginar nuevos proyectos, nuevas maneras, y hasta un nuevo estilo de D/s que queremos probar basado en la sumisión como forma de Amar. Ya no queremos separar la sumisión del Amor. Vamos a intentar que todo sea uno. ¿lo lograremos?

Estamos impacientes por probarlo y recomenzar. ¿Qué más se puede pedir después de dos años de relación?

Tu Amo


4 comentarios:

  1. Las ausencias! Muchas veces sombríos momentos de ansiedad y desesperanza!

    Conmovedoras tus palabras!

    Abrazo...

    ResponderEliminar
  2. La ausencia del ser amado a veces no duelo hasta parecer que no podemos respirar, dejando un gran vacio, pero siempre eh creido que lo que no te mata te hace mas fuerte...
    Es agradable saber de parejas que tienen la fortuna de encontrar un amor tan intenso, felicidades... un amor tan grande me hace tener la esperanza de que algun dia tendre la fortuna de amar y ser amada de forma tan sublime.
    Felicitaciones por tu blog este sitio me ah ayudado a entender en que consiste el bdsm, ya que no soy una persona muy conocedora de este tema. Gracias por este sitio!!!!!

    ResponderEliminar
  3. No abia entrado nunca ha este blog, escribis cosas muy bonitas y es encantador, felicidades por el blog os agregare a los mios

    ResponderEliminar
  4. En mi blog tienes un regalito para ti,
    voy con prisa asi que hoy sin beso //burla

    ResponderEliminar

Para relajarse...

Seguidores